Peeling corporal + Hidratación en Granada.

¿En que consiste el peeling corporal?

El peeling corporal (o exfoliación) es un tratamiento que consiste en eliminar intencionadamente las células muertas de las capas exteriores de la piel. Tiene numerosos beneficios, ya que libera a la piel de la suciedad incrustada, aumenta el proceso de descamación natural, promueve la regeneración celular y estimula la circulación sanguínea.

La piel produce continuamente células nuevas que tardan de tres a cinco semanas en llegar a la supercicie. Emergen con la finalidad de reemplazar a células más viejas y ya sin vida, que se van desprendiendo de forma natural.
Este proceso es constante y recibe el nombre de regeneración cutánea. La piel renueva por completo sus células cada 28 días, pero existen factores que lo relantizan como el paso de los años, el estrés, una mala alimentación y la falta de cuidados.

Si las células muertas no se retiran adecuadamente quedan depositadas sobre la epidermis creando una barrera poco saludable entre la piel sana y el exterior. Esta capa esconde la suavidad y el brillo de la piel, bloquea la oxigenación e impide una correcta regeneración de la epidermis. Además, una piel no exfoliada dificulta la penetración de los productos aplicados sobre ella.

Peeling corporal + sudoración + hidratación

En Nina Merli opinamos que tanto el peeling corporal como la hidratación son servicios básicos para mantener la piel joven y tersa. Por este motivo hemos combinando ambos servicios para obtener un resultado más eficaz:

El tratamiento comienza con una enérgica exfoliación enriquecida con sales del mar muerto y partículas de piedra pómez que elimina las células muertas, rugosidades y durezas. Limpia de forma intensiva la epidermis y los poros obstruidos proporcionándo un efecto estimulante en la piel.
A continuación se pasa a la ducha turca ente diez y quince minutos. El calor húmedo provoca un aumento de la sudoración ideal para eliminar toxinas y sustancias de deshecho a través de los poros, previamente desobstruidos. Una refrescante ducha nos devuelve una piel más fina y lisa, óptimamente preparada para recibir un plus de hidratación.
Finalmente, mediante un suave masaje, aplicamos la loción hidratante que equilibra el ph de la piel y le aporta un extra de hidratación.

El peeling corporal + sudoración + hidratación tiene una duración aproximada de unos 55 minutos. Deja la piel notablemente más suave en una única sesión, los resultados se hacen evidentes de inmediato, proporcionando una piel suave y uniforme.

Nuestros precios:

Precio sesión:
30 Euros

Precio sesión

30 euros

Duración sesión:
55 minutos

Duración sesión

55 minutos

¿En que casos está indicado el peeling corporal?

Este tratamiento está indicado siempre que la piel necesite un extra de hidratación y luminosidad. Pero es especialmente recomendable realizarse un peeling corporal al menos dos veces al año:
-Antes del verano, para prepararlo y conseguir que nuestro bronceado sea más uniforme y duradero.
-Al finalizar el verano, para hidratar la piel y reparar los daños provocados por la exposición a rayos solares.

¿Qué deberías saber si estás pensando hacerte este servicio?

Si estás embarazada o sufres de hipertensión o problemas cardíacos debemos saltarnos la sudoración. El tratamiento dura un poco menos, pero en estos casos es preferible no someter al cuerpo a tanto calor.

El peeling corporal es incompatible con algunos tratamientos como la depilación o los rayos uva. Si estás pensando fijar la cita para estos servicios es recomendable hacerlo un día distinto al del peeling.

Al término de una sesión de peeling corporal no debes tomar el sol (ni rayos uva). Es del todo necesario esperar al menos hasta el día siguiente. Tampoco es aconsejable hacer ejercicio ni practicar deporte.

¿Tienes alguna pregunta? ¿Necesitas más información? ¿Estás pensando hacerte un peeling corporal pero tienes alguna duda? Puedes ponerte en contacto con nosotros mediante este formulario de contacto y estaremos encantados de ayudarte. En tu consulta no debes dudar en expresar cualquier preocupación que puedas tener.