El día de la boda es un día muy importante. Es un momento para resplandecer y estar radiante. Es un día especial en el que debes verte y sentirte espléndida, serena y seductora. Todas las novias emprendemos mentalmente algún plan de belleza. Pero al igual que el resto de preparativos, los tratamientos de novia han de realizarse con antelación y cierta prudencia. En Nina Merli ponemos a tu disposición diferentes bonos confeccionados de forma que puedan adaptarse a tu calendario y a tus necesidades.

Pero recuerda que para conseguir sacarle el máximo partido a tu bono de novia y estar a punto el día de la boda, debes tener la precaución de planificar tus tratamientos de belleza. Por este motivo, más abajo te ofrecemos una serie de pequeños consejos con el fin de que comiences a organizar tu agenda:

Bonos de novia
Bonos de novio

Planifica la agenda de belleza de tu boda:

Tres meses antes de tu boda:

Si tienes como objetivo estilizar ligeramente tu figura con intención de que el vestido te siente un poco mejor, este es el momento de comenzar con un cuidado corporal indicado a tus necesidades. No te obsesiones con adelgazar ni trates de perder muchos kilos en poco tiempo de cara a la boda. Mucho menos si estás en tu peso ideal y solo pretendes ofrecer un aspecto más firme en brazos y escote. Visita tu centro de belleza y déjate aconsejar por tu esteticista de confianza respecto a un tratamiento corporal adecuado a tus necesidades.

En Nina Merli realizamos nuestros corporales con la aparatología más avanzada del mercado. Puedes reservar una cita de valoración y sin compromiso en la que te podemos informarte acerca de nuestros tratamientos corporales y si estos se adaptan a tus necesidades concretas. Puedes aprovechar esa misma visita para evaluar el estado de tu piel y diagnosticar cuidados faciales que podrías necesitar más adelante.

Si has oído hablar acerca del bronceado de caña de azúcar y te gustaría lucirlo el día de tu boda pero no te atreves porque no lo conoces, ahora es el momento idóneo para anímate a probarlo sin riesgos y comprobar su efecto. De igual modo, si la forma de tus cejas no está bien definida, ten en cuenta que quizás sea necesario dejarlas crecer un tiempo para poder diseñarlas más adelante con una forma que te favorezca.

Dos meses antes de tu boda:

Es el momento indicado para comenzar los cuidados faciales. Sin duda alguna, nuestro rostro es el reflejo de nuestro estado de salud físico y emocional. El estrés, la tensión, los nervios y las preocupaciones son algunos de los factores que hacen que nuestra piel se resienta, pierda su resplandor y altere su luminosidad. Incluso las novias más jóvenes requieren de cuidados faciales que harán que estén todavía más guapas y radiantes.

Algunas de nuestras propuestas para el cuidado del rostro combinan efectos reafirmantes, hidratantes y rejuvenecedores. En nuestros tratamientos faciales utilizamos LPG, radiofrecuencia INDIBA, Mesoterapia virtual y principios activos como la vitamina C o el ácido hialurónico entre otros.

Un mes antes de tu boda:

Nos encontramos en la recta final. Va quedando poco tiempo y muchos preparativos pendientes. Si aún no la has hecho, este es el momento apropiado para realizar la prueba de maquillaje. Si es posible, te aconsejamos hacerla coincidir poco antes de una de las pruebas del vestido de novia para poder así valorar el efecto en conjunto.

Si previamente elegimos ponernos en manos de un profesional en relación a nuestros cuidados faciales o corporales, es muy importante ser constantes con ellos. De no haberlo hecho, es muy importante no retrasar más una buena limpieza facial profunda capaz de limpiar la superficie de la piel y retirar las células muertas acumuladas en su superficie. También se consigue de este modo, que el tratamiento facial que aplicaremos previamente al día de la boda penetre con más facilidad y surta un mayor efecto.

Unas semanas antes de tu boda:

Manos y pies de princesa. Las manos requieren de un cuidado especial. El día de la boda serán blanco de atención de muchas miradas y flashes. Antes de poner a punto las uñas, si tus manos o pies se encuentran deshidratados o agrietados, es importante someterlas a algún cuidado. Te aconsejamos realizar un tratamiento a base de parafina, que brinda una solución natural, y consigue un efecto suave y delicado. Una manicura o pedicura con esmaltado semi-permanente, hará que puedas lucir unas uñas con un brillo incomparable y un sellado óptimo. Y lo más importante, sin temor a que el esmalte se deteriore en cualquier momento.
En Nina Merli realizamos nuestras manicuras y pedicuras con los esmaltes y protocolos de trabajo de las mejores marcas en el cuidado de las uñas: OPI y CND.

La depilación, si es con el método tradicional de cera, aconsejamos realizarla tres o cuatro días antes de la boda. Dejando así el tiempo suficiente para que desaparezca alguna posible rojez. Si por el contrario, optas por la depilación láser y en tu viaje de novios tienes pensado tomar el sol, sería aconsejable realizarla como mínimo dos o tres semanas antes de la boda. De esta forma respetarás el tiempo en que no debes exponerte al sol antes de emprender el viaje.

¿Tenías pendiente darle forma a tus cejas? Si además quieres conseguir una mirada profunda y natural, luciendo unas pestañas perfectas durante varias semanas, no dejes de preguntar por la permanente y tinte de pestañas. Con este sencillo, pero elegante servicio, podrás deslumbrar con tu mirada tanto en la boda como en el viaje de novios.

Ufffff ¡Cuanto estrés! Paremos un poco. Ya está casi todo. Ahora es el momento de relajarte un poco, es el momento de mimarte y descansar. Te lo tienes merecido. Un masaje relajante, te ayudará a eliminar todas las tensiones acumuladas durante estos meses de preparativos.